Buenos Aires, Lunes 26 de Junio de 2017

Síganos

Demuestran la utilidad de la asociación del ácido transexámico y la niacinamida en el tratamiento del melasma

04-04-2017 | Dermatología

Demuestran la utilidad de la asociación del ácido transexámico y la niacinamida en el tratamiento del melasma

La aplicación de una emulsión combinada con ambos principios activos en sujetos con melasma parece asociarse con la reducción significativa de parámetros objetivos vinculados con la melanina después de 6 semanas de tratamiento, con una incidencia similar de efectos adversos que la observada para el uso de placebo.

Los cloasmas: una reacción a las hormonas

26-01-2017 | Dermatología

Los cloasmas: una reacción a las hormonas

Conocidos también como melasma o máscara del embarazo, los cloasmas son unas manchas oscuras, marrones o grisáceas que aparecen en la cara, sobre todo durante los embarazos, pero también a causa de un efecto secundario de algunos medicamentos o por fotosensibilización al sol.

Daño actínico: sol, piel y ADN celular

30-09-2016 | Dermatología

Daño actínico: sol, piel y ADN celular

El origen del daño actínico es el daño acumulado de la radiación solar sobre las células cutáneas. Se puede manifestar de forma leve, como el fotoenvejecimiento prematuro, o producir lesiones actínicas de distinta gravedad, como queratosis y cáncer de piel.

Criocirugía para tratamientos de lesiones dermatológicas

09-09-2016 | Dermatología

Criocirugía para tratamientos de lesiones dermatológicas

La criocirugía o crioablación, es el método terapéutico mediante el cual se enfría o congela un tejido vivo. Es utilizado en dermatología para el tratamiento de patologías benignas, premalignas y malignas. Además se utiliza para fines cosméticos. 

XPL, una segunda piel más joven y saludable de silicona transparente

04-08-2016 | Dermatología

XPL, una segunda piel más joven y saludable de silicona transparente

Científicos estadounidenses desarrollaron un nuevo material hecho de polímero adhesivo capaz de restaurar las propiedades estéticas y funcionales de la piel saludable. En pruebas con humanos se ha visto que reduce las bolsas de los ojos y mejora la hidratación cutánea.

Dermatología | Adultos mayores

Cambios en la piel por envejecimiento: causas y consecuencias

Los trastornos cutáneos son tan comunes en todos los adultos mayores que, a menudo, es difícil diferenciar los cambios normales de los que están relacionados con una enfermedad. Más del 90% de ellos tienen algún tipo de trastorno en la piel.

0

Domingo 21 de Febrero de 2016

Los cambios en la piel por el envejecimiento, consecuencia de un grupo de condiciones comunes que ocurren con el aumento de la edad, son unos de los signos más visibles del envejecimiento.

Un ejemplo de estos signos son las arrugas y la facidez, como así también el encanecimiento del cabello.

La piel cumple muchas funciones:

- Contiene receptores nerviosos que permiten percibir el tacto, el dolor y la presión.

- Ayuda a controlar el equilibrio de líquidos y de electrólitos.

- Ayuda a controlar la temperatura corporal.

- Protege del medioambiente.

Aunque la piel tiene muchas capas, en general se puede dividir en tres partes principales:

- Parte externa (epidermis): contiene células cutáneas, pigmento y proteínas.

- Parte media (dermis): contiene vasos sanguíneos, nervios, folículos pilosos y glándulas sebáceas. La dermis suministra nutrientes a la epidermis.

- Capa interna
(subcutánea): contiene las glándulas sudoríparas, algunos folículos pilosos, vasos sanguíneos y grasa.

Cada capa contiene también tejido conectivo, con fibras de colágeno para dar soporte, y fibras de elastina con el fin de proporcionar flexibilidad y fuerza.

Los cambios en la piel están relacionados con factores ambientales, constitución genética, nutrición y otros.

Sin embargo, el factor individual más importante es la exposición al sol. Esto se puede apreciar comparando las zonas del cuerpo que tienen una exposición regular al sol con zonas que están protegidas.

Los pigmentos naturales parecen proporcionar alguna protección contra el daño en la piel inducido por el sol.

Las personas de ojos azules y piel blanca muestran más cambios en la piel con el envejecimiento que las personas con piel oscura y fuertemente pigmentada.

Cambios por el envejecimiento

ENVEJECIMIENTO CUTANEO

Con el envejecimiento, la capa externa de la piel (epidermis) se adelgaza, aún cuando la cantidad de capas celulares permanecen sin cambio alguno.

La cantidad de células que contienen pigmento (melanocitos) disminuye, y los melanocitos que quedan aumentan de tamaño.

La piel envejecida aparece más delgada, más pálida y transparente (traslúcida).

Las manchas pigmentadas grandes, incluso las manchas por la edad, manchas hepáticas o lentigos, pueden aparecer en zonas expuestas al sol.

Los cambios en el tejido conectivo reducen la resistencia y la elasticidad de la piel. Esto se conoce como elastosis. Es especialmente notable en las zonas expuestas al sol (elastosis solar).

Esta afección produce la apariencia correosa, deteriorada por la intemperie, que se suele ver en granjeros, marineros y otras personas que pasan gran parte del tiempo al aire libre.

Los vasos sanguíneos de la dermis se vuelven más frágiles. Esto lleva a que se presenten hematomas, sangrado debajo de la piel (a menudo llamado púrpura senil), hemangiomas capilares y afecciones similares.

Las glándulas sebáceas producen menos aceite a medida que se envejece.

Los hombres experimentan una mínima disminución, por lo general después de los 80 años de edad.

Las mujeres producen gradualmente menos aceite después de la menopausia. Esto puede hacer que sea más difícil mantener la piel humectada, lo que causa resequedad y picazón.

La capa de grasa subcutánea se adelgaza, por lo que tiene menos aislamiento y amortiguación. Esto aumenta el riesgo de lesión de la piel y reduce la capacidad de conservar la temperatura corporal.

En climas fríos, el tener menos aislamiento natural puede provocar hipotermia.

Como algunos medicamentos son absorbidos por la capa grasa, perderla también cambia la manera en la que actúan.

Las glándulas sudoríparas producen menos sudor. Esto hace que sea más difícil mantenerse fresco, aumentando el riesgo de sobrecalentamiento o de sufrir insolación.

Las neoplasias como papilomas cutáneos, verrugas, parches ásperos (queratosis) y otras manchas son comunes en las personas mayores.

Efectos de los cambios

ENVEJECIMIENTO CUTANEO

A medida que se envejece se incrementa el riesgo de que se produzcan lesiones en la piel, que se hace más delgada, más frágil y pierde la capa protectora de grasa.

También puede disminuir la capacidad de sentir el tacto, la presión, la vibración, el calor y el frío.

Frotar o rasgar la piel pueden causar desgarros cutáneos. Los vasos sanguíneos frágiles se pueden romper fácilmente.

Se pueden formar moretones y acumulaciones de sangre planas (púrpura) y elevadas (hematomas), incluso después de una lesión menor.

Las úlceras de decúbito pueden ser provocadas por cambios en la piel, pérdida de la capa de grasa, una disminución de la actividad, mala nutrición y enfermedades.

Las llagas se observan principalmente en la superficie externa de los antebrazos, pero pueden ocurrir en cualquiera otra parte del cuerpo.

La piel envejecida se repara a sí misma más lentamente que la piel joven.
La curación de una herida puede ser hasta cuatro veces más lenta. Esto contribuye a la generación de úlceras de decúbito e infecciones.

La diabetes, los cambios en los vasos sanguíneos, la disminución de la inmunidad y otros factores también afectan la curación.

Problemas comunes

Los trastornos de la piel son tan comunes en todos los adultos mayores que, a menudo, es difícil diferenciar los cambios normales de los que están relacionados con una enfermedad. Más del 90% de todas las personas adultas mayores tiene algún tipo de trastorno de la piel.

Los trastornos de la piel pueden ser causados por muchas afecciones, como por ejemplo:

- Enfermedades vasculares como la arteriosclerosis.

- Diabetes.

- Cardiopatía.

- Enfermedad hepática.

- Deficiencias nutricionales.

- Obesidad.

- Reacciones a medicamentos.

- Estrés.

Otras causas de cambios en la piel pueden ser consecuencia de factores externos, como:

- Alergias a plantas y otras sustancias.

- El clima.

- Prendas de vestir.

- Exposición a químicos industriales y domésticos.

- Calefacción en la casa.

Por su parte, la luz solar puede causar:

- Pérdida de la elasticidad (elastosis).

- Neoplasias cutáneas no cancerosas (queratoacantomas).

- Cambios en el pigmento (como las manchas por la edad).

- Engrosamiento cutáneo.

La exposición a los rayos solares también se ha vinculado directamente con los cánceres de piel, incluso el epitelioma de células basales, el carcinoma escamocelular y el melanoma.

Prevención

ENVEJECIMIENTO SOLAR

Dado que la mayoría de los cambios de la piel están relacionados con la exposición al sol, la prevención es un proceso de toda la vida.

- Evitar las quemaduras solares en la medida de lo posible.

- Usar un protector solar de buena calidad cuando se esté al aire libre, incluso en el invierno.

- Usar prendas de vestir protectoras y, cuando sea necesario, también sombreros.

La buena nutrición y el consumo de líquidos suficientes también son de gran ayuda.

La deshidratación aumenta el riesgo de lesión en la piel.

Algunas veces, las deficiencias nutricionales menores pueden ocasionar erupciones, lesiones cutáneas y otros cambios de la piel, incluso si no se tienen otros síntomas.

Mantener la piel humectada con lociones y otros producros.

No usar jabones con mucho perfume (no se recomienda el uso de aceites de baño dado que pueden provocar resbalamientos y caídas).

La piel humectada es más cómoda y se cura más rápidamente.


Referencias: Minaker KL. Common clinical sequelae of aging. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman's Cecil Medicine. 24th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011: chap 24.
 

Fuente: U.S. National Library of Medicine

comentarios

Deje su comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

¿Olvidó su usuario o contraseña? /// Si no es usuario, Regístrarse AQUÍ

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Cirugía

Parto por cesárea y cirugía plástica

Parto por cesárea y cirugía plástica

Son muchas las mujeres -modelos, cantantes y actrices, en su mayoría- que, además del obstetra, cuentan con la presencia de su cirujano plástico de confianza en ese momento tan trascendental para hacerse un pequeño retoque estético.

La cibercirugía en estética corporal

La cibercirugía en estética corporal

Cibercirugía es el término que se aplica a las técnicas quirúrgicas que se practican con robots, automatismos y dispositivos biónicos, entre otros. Esta técnica de última generación permite esculpir la figura con intervenciones más precisas y menos traumáticas, que no dejan cicatrices.

Cirugía estética de las orejas

Cirugía estética de las orejas

La cirugía correctiva es realmente sencilla en la gran mayoría de los casos de orejas prominentes. Sólo se hace una incisión en la parte posterior de cada oreja, para conseguir la curvatura que les falta. La mayoría de los expertos recomienda practicar la otoplastia a los 8-10 años de edad.


Clasificados

EL QUE BUSCA, ENCUENTRA.

Estetica-medica.info ofrece a todos los profesionales, empresas e instituciones del rubro la oportunidad de publicar gratuitamente en sus Clasificados, que cuenta con 3 tipos de avisos: Trabajo Pedido (búsqueda de personal), Trabajo Ofrecido (profesionales que buscan trabajo) y oportunidades Comerciales (compra/venta particular de equipamiento usado, fondos de comercio, alquiler, permutas, etc.).

Para publicar su aviso, complete, a continuación, el formulario online.

síganos en Facebook

Encuesta

Qué le parece el nuevo sitio de EstéticaMédica.info?

Eventos

Dermatología

ver más
Los cloasmas: una reacción a las hormonas
Los cloasmas: una reacción a las hormonas

Conocidos también como melasma o máscara del embarazo, los cloasmas son unas manchas oscuras, marrones o grisáceas que aparecen en la cara, sobre todo durante los embarazos, pero también a causa de un efecto secundario de algunos medicamentos o por fotosensibilización al sol.

Rejuvenecimiento y terapia fotodinámica
Rejuvenecimiento y terapia fotodinámica

La gran ventaja que ofrece la PDT es el buen resultado estético obtenido, incluso cuando se tratan lesiones malignas. Se requieren tres elementos para realizar el procedimiento: un agente que sensibilice la piel a la luz, luz y oxígeno.

La radiación ultravioleta y sus efectos sobre la piel
La radiación ultravioleta y sus efectos sobre la piel

Los rayos UV dañan el ADN de las células dérmicas. Son el principal factor de riesgo de la mayoría de los cánceres de piel. Pueden provocar arrugas, manchas, envejecimiento prematuro, pérdida de la elasticidad, cambios precancerosos (queratosis actínica) e, incluso, suprimir el sistema inmunológico de la piel. Rayos UVA, UVB y UVC.

Isotretinoína: un tratamiento muy efectivo y seguro para el acné
Isotretinoína: un tratamiento muy efectivo y seguro para el acné

La isotretinoína es un fármaco retinoide oral (cápsulas) derivado de la vitamina A que se utiliza en diferentes enfermedades dermatológicas, principalmente en el tratamiento del acné. Se trata del tratamiento más efectivo para el acné, hecho demostrado en multitud de estudios científicos.

El molusco contagioso (MC)
El molusco contagioso (MC)

Muy frecuente en la consulta dermatológica, el virus del molusco contagioso (MC) es un poxvirus grande que se replica dentro del citoplasma de las células epiteliales, provocando las lesiones cutáneas características. La transmisión puede darse por contacto directo con piel o mucosas, o mediante fómites.

Piel sensible: una patología nada fácil de tratar
Piel sensible: una patología nada fácil de tratar

Una buena manera de aproximarse empieza por diferenciar la sensibilidad de la alergia. Hasta el año 2000 no hubo literatura científica que abordara el problema, y muchos dermatólogos no lo consideraban siquiera como tal, sino que pensaban que era un término acuñado por las marcas de cosmética. Es un síndrome tan complejo y heterogéneo que solamente definirlo supone un reto para todos los dermatólogos.