Buenos Aires, Viernes 23 de Junio de 2017

Síganos

Demuestran la utilidad de la asociación del ácido transexámico y la niacinamida en el tratamiento del melasma

04-04-2017 | Dermatología

Demuestran la utilidad de la asociación del ácido transexámico y la niacinamida en el tratamiento del melasma

La aplicación de una emulsión combinada con ambos principios activos en sujetos con melasma parece asociarse con la reducción significativa de parámetros objetivos vinculados con la melanina después de 6 semanas de tratamiento, con una incidencia similar de efectos adversos que la observada para el uso de placebo.

Los cloasmas: una reacción a las hormonas

26-01-2017 | Dermatología

Los cloasmas: una reacción a las hormonas

Conocidos también como melasma o máscara del embarazo, los cloasmas son unas manchas oscuras, marrones o grisáceas que aparecen en la cara, sobre todo durante los embarazos, pero también a causa de un efecto secundario de algunos medicamentos o por fotosensibilización al sol.

Daño actínico: sol, piel y ADN celular

30-09-2016 | Dermatología

Daño actínico: sol, piel y ADN celular

El origen del daño actínico es el daño acumulado de la radiación solar sobre las células cutáneas. Se puede manifestar de forma leve, como el fotoenvejecimiento prematuro, o producir lesiones actínicas de distinta gravedad, como queratosis y cáncer de piel.

Criocirugía para tratamientos de lesiones dermatológicas

09-09-2016 | Dermatología

Criocirugía para tratamientos de lesiones dermatológicas

La criocirugía o crioablación, es el método terapéutico mediante el cual se enfría o congela un tejido vivo. Es utilizado en dermatología para el tratamiento de patologías benignas, premalignas y malignas. Además se utiliza para fines cosméticos. 

XPL, una segunda piel más joven y saludable de silicona transparente

04-08-2016 | Dermatología

XPL, una segunda piel más joven y saludable de silicona transparente

Científicos estadounidenses desarrollaron un nuevo material hecho de polímero adhesivo capaz de restaurar las propiedades estéticas y funcionales de la piel saludable. En pruebas con humanos se ha visto que reduce las bolsas de los ojos y mejora la hidratación cutánea.

Dermatología | 

Piel sensible: una patología nada fácil de tratar

Una buena manera de aproximarse empieza por diferenciar la sensibilidad de la alergia. Hasta el año 2000 no hubo literatura científica que abordara el problema, y muchos dermatólogos no lo consideraban siquiera como tal, sino que pensaban que era un término acuñado por las marcas de cosmética. Es un síndrome tan complejo y heterogéneo que solamente definirlo supone un reto para todos los dermatólogos.

0

Jueves 27 de Febrero de 2014 // Por Cristina Martín Frutos 

Su diagnóstico es complicado. No tiene por qué mostrar signos visibles más allá de pequeñas rojeces o descamación (la tirantez, el picor y el malestar son, por el contrario, síntomas habituales).

Tampoco es constante en su manifestación: varía en función de condiciones ambientales, como el frío y calor extremos o el viento; al usar cierto tipo de cosméticos y ante cambios hormonales o situaciones de estrés.

Sin embargo, alrededor de la mitad de las mujeres españolas -en los hombres este porcentaje desciende hasta el 28%, según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)- se queja de tener una piel sensible. Y las cifras se incrementan cada año, al menos en los países desarrollados, donde el ritmo de vida, la contaminación, la sobrexposición a sustancias químicas o el uso de cosméticos mal adaptados conforman el mejor caldo de cultivo para su aparición.

El problema es que nos encontramos ante una patología que no puede tratarse con facilidad. Como recuerda Leonor Prieto, directora científica de La Roche-Posay, laboratorio especializado en el cuidado de estas pieles, «hasta el año 2000 no hubo literatura científica que abordara el problema, y muchos dermatólogos no lo consideraban siquiera como tal, sino que pensaban que era un término acuñado por las marcas de cosmética».

El principal motivo de este desconocimiento no es otro que la subjetividad de los síntomas. «Sus signos se traducen en una molestia; el paciente suele hablar de sensación de ardor, picor, irritación o, incluso, inflamación», corrobora Prieto.

Para complicar el panorama, muchas de las personas afectadas por este cuadro (un 37%, de acuerdo con un estudio elaborado por La Roche-Posay) no acude a un médico para tratarlo.

La doctora Esther Serra, miembro de la AEDV y coordinadora de la Unidad de Alergia Cutánea del Hospital Sant Pau de Barcelona, reconoce que se trata «de un síndrome tan complejo y heterogéneo que solamente definirlo supone un reto para todos los dermatólogos».

Una buena manera de aproximarse empieza por diferenciar la sensibilidad de la alergia, con la que, por cierto, se suele confundir en muchas ocasiones.

Mientras que esta última se produce tras ponerse en contacto con el agente alérgeno (que puede ser identificado mediante pruebas), provocando en la dermis una respuesta del sistema inmunológico -con signos visibles como el eritema, la erupción, eccemas-, la reactividad (como también se conoce a la piel sensible) pone en marcha un mecanismo inflamatorio en el que se dilatan los vasos sanguíneos.

«Su origen se encuentra en la reducción del umbral de tolerancia de la piel ante estímulos que habitualmente son bien admitidos», afirma Manuel López, farmacéutico y portavoz de los laboratorios Pierre Fabre. En consecuencia, explica, «la función barrera, responsable de proteger el tejido de la penetración de factores irritantes, se hace cada vez más vulnerable».

En los últimos años, se han identificado algunas pistas que ayudan a detectar quién es propenso a esta sintomatología.

Por ejemplo, es más frecuente entre mujeres con piel seca y clara (fototipos I y II). También han de estar atentos quienes hayan padecido episodios de dermatitis seborreica o atópica y rosácea, y aunque no esté obligatoriamente relacionado, los individuos con tendencia alérgica.

Sin embargo, Prieto insiste en que «es cierto que existen personas predispuestas porque su umbral de tolerancia es más bajo, pero todas las pieles pueden manifestar sensibilidad en algún momento de su vida».

En cuanto a zonas, el rostro, expuesto a las agresiones externas, es la parte del cuerpo donde más se reconoce una piel sensible. Aunque cada día un mayor número de pacientes acude con molestias en las extremidades y en el cuero cabelludo. En estos últimos casos se suele tachar de responsables a productos tradicionalmente agresivos, como las tinturas.

Precisamente, los laboratorios Wella han desarrollado una coloración para minimizar el riesgo que, incluso así, puede generar alergias en el 1% de la población. En su fórmula, y tras 20 años de investigación, han sustituido las moléculas pTD y pPD, empleadas desde hace un siglo por su amplitud de tonos y cobertura, por la ME+, que disminuye la aparición de reacciones.

¿Y el amoniaco? «No está declarado como factor de las dermatitis, aunque sí puede ser irritante tanto para la piel como para las mucosas respiratorias», aclara Carlos Colás, jefe de Alergología del Hospital Clínico de Zaragoza.

El doctor explica que mientras la irritación se caracteriza por aparecer inmediatamente, en forma de picor o enrojecimiento, tras la aplicación del producto, una alergia puede tardar hasta 72 horas en desarrollarse. «Por esta razón», aconseja, «las pruebas que se hacen en la peluquería antes de teñir deberían realizarse un par de días antes».

Con los parabenes sucede algo similar al amoniaco.

Existe una corriente que defiende prescindir de estos conservantes, usados tanto en cosmética como en alimentación por su gran poder antibactericida, pero los casos de sensibilización frente a ellos son mínimos.

«Son mucho más frecuentes las reacciones a otros conservantes, como el kathon», afirma la doctora Serra que, sin embargo, recomienda que las pieles sensibles opten por formulaciones cortas: «Cuantos menos perfumes, conservantes, tensioactivos y sustancias irritantes contengan, mejor», asevera.

En este sentido, la directora científica de La Roche-Posay da una regla de oro: «Quienes intuyan que tienen esta tipología cutánea deben aplicarse cremas, geles y champús desarrollados específicamente para pieles sensibles o hipersensibles».

Prieto señala que estos productos, aunque presentan limitaciones -en su marca supone usar solo un 10% de los activos y un 20% de los conservantes autorizados-, están cada día más logrados y no solo hidratan o calman la piel, sino que también la tratan contra los signos del envejecimiento, el cansancio...

Como norma general, se recomienda usar aguas termales para calmar la piel, desmaquillarse con leches limpiadoras o tónicos sin alcohol, evitar los exfoliantes muy potentes así como las dermoabrasiones o peelings agresivos, y ducharse con productos suaves, como los syndets (pastillas limpiadoras que no contienen jabón), y agua templada.

También es importante huir de cambios bruscos en la rutina de belleza e introducir las novedades poco a poco, observando cómo las tolera el organismo.

En realidad, estas pieles, imprevisibles y difíciles de controlar, requieren atención y el mejor secreto (o al menos el primero que se debe tener en cuenta) es aprender a escucharlas.




Fuente: El Mundo (España)

comentarios

Deje su comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.

Por favor, ingrese el siguiente código y luego haga click en botón de envío. Gracias.

¿Olvidó su usuario o contraseña? /// Si no es usuario, Regístrarse AQUÍ

COMENTARIOS DE LOS LECTORES (0)

Cirugía

Parto por cesárea y cirugía plástica

Parto por cesárea y cirugía plástica

Son muchas las mujeres -modelos, cantantes y actrices, en su mayoría- que, además del obstetra, cuentan con la presencia de su cirujano plástico de confianza en ese momento tan trascendental para hacerse un pequeño retoque estético.

La cibercirugía en estética corporal

La cibercirugía en estética corporal

Cibercirugía es el término que se aplica a las técnicas quirúrgicas que se practican con robots, automatismos y dispositivos biónicos, entre otros. Esta técnica de última generación permite esculpir la figura con intervenciones más precisas y menos traumáticas, que no dejan cicatrices.

Cirugía estética de las orejas

Cirugía estética de las orejas

La cirugía correctiva es realmente sencilla en la gran mayoría de los casos de orejas prominentes. Sólo se hace una incisión en la parte posterior de cada oreja, para conseguir la curvatura que les falta. La mayoría de los expertos recomienda practicar la otoplastia a los 8-10 años de edad.

Clasificados

EL QUE BUSCA, ENCUENTRA.

Estetica-medica.info ofrece a todos los profesionales, empresas e instituciones del rubro la oportunidad de publicar gratuitamente en sus Clasificados, que cuenta con 3 tipos de avisos: Trabajo Pedido (búsqueda de personal), Trabajo Ofrecido (profesionales que buscan trabajo) y oportunidades Comerciales (compra/venta particular de equipamiento usado, fondos de comercio, alquiler, permutas, etc.).

Para publicar su aviso, complete, a continuación, el formulario online.

síganos en Facebook

Encuesta

Qué le parece el nuevo sitio de EstéticaMédica.info?

Eventos

Dermatología

ver más
Los cloasmas: una reacción a las hormonas
Los cloasmas: una reacción a las hormonas

Conocidos también como melasma o máscara del embarazo, los cloasmas son unas manchas oscuras, marrones o grisáceas que aparecen en la cara, sobre todo durante los embarazos, pero también a causa de un efecto secundario de algunos medicamentos o por fotosensibilización al sol.

Rejuvenecimiento y terapia fotodinámica
Rejuvenecimiento y terapia fotodinámica

La gran ventaja que ofrece la PDT es el buen resultado estético obtenido, incluso cuando se tratan lesiones malignas. Se requieren tres elementos para realizar el procedimiento: un agente que sensibilice la piel a la luz, luz y oxígeno.

La radiación ultravioleta y sus efectos sobre la piel
La radiación ultravioleta y sus efectos sobre la piel

Los rayos UV dañan el ADN de las células dérmicas. Son el principal factor de riesgo de la mayoría de los cánceres de piel. Pueden provocar arrugas, manchas, envejecimiento prematuro, pérdida de la elasticidad, cambios precancerosos (queratosis actínica) e, incluso, suprimir el sistema inmunológico de la piel. Rayos UVA, UVB y UVC.

Isotretinoína: un tratamiento muy efectivo y seguro para el acné
Isotretinoína: un tratamiento muy efectivo y seguro para el acné

La isotretinoína es un fármaco retinoide oral (cápsulas) derivado de la vitamina A que se utiliza en diferentes enfermedades dermatológicas, principalmente en el tratamiento del acné. Se trata del tratamiento más efectivo para el acné, hecho demostrado en multitud de estudios científicos.

El molusco contagioso (MC)
El molusco contagioso (MC)

Muy frecuente en la consulta dermatológica, el virus del molusco contagioso (MC) es un poxvirus grande que se replica dentro del citoplasma de las células epiteliales, provocando las lesiones cutáneas características. La transmisión puede darse por contacto directo con piel o mucosas, o mediante fómites.

Piel sensible: una patología nada fácil de tratar
Piel sensible: una patología nada fácil de tratar

Una buena manera de aproximarse empieza por diferenciar la sensibilidad de la alergia. Hasta el año 2000 no hubo literatura científica que abordara el problema, y muchos dermatólogos no lo consideraban siquiera como tal, sino que pensaban que era un término acuñado por las marcas de cosmética. Es un síndrome tan complejo y heterogéneo que solamente definirlo supone un reto para todos los dermatólogos.